Follow by Email

Aunque el espacio no exista esta en nuestros corazones. Recetas Audrey

El titulo del post es una pinta que vi en un muro de Cerdanyola del Valles. El original estaba escrito en catalan y les podra dar una idea del rollo identidad/autonomia aqui en Catalunya. Como nota curiosa, les retransmito la teoria de Audrey, la francesa (de Perpignan, para ser exactos) que comparte el piso con Javier: ella dice que en la parte espanola de Catalunya el catalan es tambien el lenguaje de las izquierdas, o dicho en palabras de brigadista, de los otros catalanes. Quiza eso explica porque todos los catalanes con los que he convivido hasta ahora, en Mexico o en otros lugares del mundo, hablan catalan: porque estan relacionados de un modo u otro con la construccion de otro mundo posible. Eso explicaria tambien un misterio en el que nunca ahonde: porque Lisa, una companera de la Septien, aprendio de nina el catalan y no el frances (aunque su madre sea francesa y su padre de origen espanol). Y para hablar de algo un poco mas tangible, les contare que he aprovechado mi tiempo de reposo en casa para aprender de Audrey un poco de cocina francesa (o su version de ella) mientras a mi vez le transmito algunas recetas mexicanas. Aqui va una de las recetas: Pechugas con nata (segun Audrey)
  • Pechugas de pollo
  • Mostaza dijon
  • Crema
  • Aceite para cocinar
Preparacion: Cubrir las pechugas con mostaza y cocinarlas en una sarten caliente. Cuando esten casi listas, anadir crema al gusto y dejar calentar un poco. Mover si es necesario para que la mostaza y la crema formen una salsa. Se puede comer con arroz blanco.

2 comentarios:

Alfredo Mora dijo...

Creo que deberías subir más fotografías. Me quede encantado con las mas antiguas que tienes en el blog.

BEsos.

Bienvenida al D.F. Ojala no te pese mucho el aterrizaje. El país que parece nunca cambia.

Adriana del Moral dijo...

Alfredo... pues lo de las fotos lo iré haciendo conforme pueda robarle tiempo a las cosas más urgentes.
Y sí, el país parece no cambiar nunca... pero cambia su gente. Vamos de gane, ¿no?
Ojalá te dejes ver pronto... tras una larga odisea te llegó un frasco de té verde. ¡Eres el único a quien le traje comida, eh!