Follow by Email

Vislumbres de Barcelona y Cerdanyola

Lo primero que visite en la ciudad de Gaudi, el famoso arquitecto catalan, fue la iglesia de La Sagrada Familia. Como iglesia es una locura, bastante distinta a todas las que he visto en mi vida. Lo mejor fue ver la luz de sus vitrales cuando casi estaban cerrando y escuchar a la gente cantar en la capilla de al lado... Ya con Él fui al barrio gotico y la catedral... en memoria de los dias de universidad aplique mis mejores practicas aprendidas a los indigentes y terminamos cenando pan con queso y un guiso de atun en plena calle, sentados en una banca. Barcelona es una ciudad de bastante ambiente, muy cosmopolita y muy artistica. Simplemente en las calles se pueden ver actores y musicos sorprendentes... es una ciudad para enamorarse. Cerdanyola es el pueblito donde vive el primo Javier. Esta a unos 20 minutos del centro de Barcelona en tren. Para ser pueblo es bastante animado, se ve gente en las calles y bares y restaurantes abiertos hasta la una de la madrugada o mas tarde; pero tambien tiene su encanto campirano: hay una colina llena de colas de zorro que se mecen con el viento, se cruza un rio para tomar el tren, la fruteria esta enfrente, los vecinos te saludan... con decir que un dia que subi a tender la ropa en la azotea escuche los ecos de un concurso de baile que se celebraba en la escuela local.